Office of the Bishop Office of the Bishop Office of the Bishop Office of the Bishop Office of the Bishop

Boletín de los miércoles

Con respecto a la difícil situación del arzobispo McCarrick

La enormemente triste y perturbadora conducta sexual pasada del arzobispo Theodore McCarrick una vez más ha causado angustia, ira y consternación en la comunidad católica de Estados Unidos. Como obispo de esta diócesis, siento pesar por las víctimas del arzobispo y apoyo plenamente las gestiones que se están llevando a cabo para que se haga justicia con rendición de cuentas. Ese proceso, junto con nuestras oraciones, compasión y solidaridad es lo que se merecen quienes han sido objeto del abuso. Tal como lo dijo el cardenal Sean O’Malley, «Las palabras no bastan». Nuestras palabras deben ir acompañadas de acción. 

El papa Francisco ha dado el importante paso de aceptar la dimisión de McCarrick del colegio cardenalicio y ha dispuesto para él una vida de oración y penitencia. Sin embargo, también es importante que la Conferencia de Obispos Católicos de EE. UU. revise su actual estatuto de protección de niños y jóvenes contra abusos del clero, o Estatuto de Dallas. El estatuto debe garantizar procedimientos y prácticas que impongan un mismo nivel de rendición de cuentas para el clero, los empleados, los voluntarios y los obispos. Soy uno de los obispos con conocimiento de la ley que gobierna los asuntos de la Iglesia, y como tal apoyo esta iniciativa. 

Somos una Iglesia de misericordia y, como el papa Francisco constantemente nos lo recuerda, "todos somos pecadores". Pero si bien el perdón es parte esencial del Evangelio, siempre ha de practicarse en conjunción con la virtud de la justicia. La misericordia no disminuye la importancia de la rendición de cuentas, del arrepentimiento y de la restauración del equilibrio de la justicia. Debemos esforzarnos para seguir el difícil camino hacia el discipulado al que Jesús nos ha llamado.

En respuesta al horrible escándalo de abusos cometidos por miembros del clero que estalló en el año 2002, la Conferencia de Obispos Católicos de EE. UU. tomó medidas para lograr que nuestras parroquias y ministerios sean lugares donde los niños, los adultos vulnerables y todos los que más lo necesitan estén protegidos contra el abuso sexual y las conductas predatorias. Ese compromiso requiere de vigilancia continua y nunca debemos descansarnos en lo logrado. Aprovecho la oportunidad que me presentan estas tristes revelaciones para recordarle a cualquier persona que haya sido objeto de abuso en la Diócesis de Tucson, que dé el primer paso contactando a las autoridades del orden público, y luego a la Oficina diocesana de protección de niños, adolescentes y adultos llamando al 520-838-2513.  

Pidamos que mediante nuestros esfuerzos, oraciones y renovado compromiso, podamos continuar edificando la Iglesia que amamos, el cuerpo mismo de Cristo.

Obispo Edward J. Weisenburger
Diócesis de Tucson


Felicitaciones, Parroquia de los Santos Ángeles 
Este fin de semana, la comunidad parroquial de la Iglesia de los Santos Ángeles en la ciudad de Globe celebra el centenario de su iglesia parroquial. Extiendo mis más sinceras felicitaciones y agradecimiento a una de nuestras comunidades de fe más perdurables.

Si bien en Globe ha habido católicos desde al menos 1870, para recibir servicios ministeriales ellos dependían de sacerdotes visitantes de Solomonville o Florence. La primera iglesia edificada para servir a la comunidad de Globe fue la Iglesia del Sagrado Corazón, construida en 1901. La parroquia fue establecida en 1905.
Esa iglesia estaba en el mismo sitio en que hoy se encuentra los Santos Ángeles, nombre que recibió la iglesia edificada en 1918.

El primer párroco fue el padre Joseph O. Barrette, quien sirvió a la comunidad de 1905 a 1915. Otros párrocos de las primeras décadas fueron: el padre Virgil Genevier, 1915 a 1941; el padre -más adelante Mons.- Don H. Hughes, 1941 a 1942; el padre Francis J. Bree, 1942 a 1950; el padre James E. McFadden, 1950 a 1960; y el padre Thomas Doyle, 1960 a 1964.

Un artículo publicado en 1976 relata que Mons. Timmerman había comentado que a veces, en sus trayectos de ida y vuelta a Globe, los sacerdotes visitantes se encontraban enfrentados por indígenas americanos del lugar, y que él mismo en uno de sus viajes apenas logró evadir una emboscada. El registro histórico muestra también que el padre Genevier falleció oficiando el bautismo de un bebé en esa iglesia y el padre Hughes finalizó la ceremonia por él.

 

Buenos deseos
Le deseamos lo mejor a Katherine Preble, auditora interna de nuestra diócesis, quien se retira el viernes después de trabajar en nuestro Departamento fiscal desde julio de 2006. El diácono Greg Henderson, oficial en jefe de finanzas de la diócesis, comentó que desde que Katherine comenzó a desempeñar sus funciones, el porcentaje de cumplimiento con los requisitos de las auditorías internas en las parroquias ha aumentado del rango de 70 por ciento a más de 90 por ciento, lo cual ha resultado en una diócesis más sana y más transparente en su gestión fiscal.

Gracias, Katherine. Nos dejas un maravilloso legado de ayuda a nuestras parroquias. Trabajar en este departamento puede ser difícil tanto para el auditor como para los líderes de la parroquia involucrados en el proceso de la auditoría y en el trabajo de seguimiento que podría ser necesario.

Le deseamos a Katherine buena fortuna y bendiciones en esta nueva etapa de su vida.

Bienvenida

Le damos la bienvenida a Leticia Nelson, quien se sumó al Departamento de Recursos Humanos en nuestro Centro Pastoral el 23 de julio. Leticia trabajará con nuestras parroquias, escuelas y entidades católicas afiliadas en calidad de administradora de Recursos Humanos, asistiendo en materia de cumplimiento de requisitos y jubilaciones. Su primer proyecto es colaborar con el personal a cargo de esas funciones en las parroquias y escuelas para ingresar datos de todos los voluntarios activos de nuestra diócesis y actualizar la información para la transición al procesamiento electrónico de las investigaciones de antecedentes.

Leticia viene de la ciudad de Deming, NM, y posee un caudal de conocimientos y aptitudes para el trabajo de operaciones, implementación de programas y dirección de proyectos para lograr la misión de la organización y sus objetivos a largo plazo.

Démosle la bienvenida a Leticia.

Oportunidad de oración
La semana pasada les envié a todos los párrocos una carta de la Conferencia de Obispos Católicos de EE. UU. sobre el llamado a rezar una novena que comienza el viernes.

Como les decía en la carta, los invito a todos a unirse a mí y a católicos de todo el país en un momento semanal de oración que se observará desde principios de agosto hasta fines de septiembre para pedir por la protección legal de la vida humana. Este es el resto de la carta:

A medida que avanza el proceso de aprobación de un nuevo juez para la Corte Suprema de Justicia de EE. UU., se ha ido intensificando la conversación sobre las leyes que permiten el aborto en nuestro país. En medio de estas conversaciones, nosotros, los católicos, tenemos la oportunidad de renovar nuestros esfuerzos para promover leyes que protejan la vida en todas sus etapas. Nuestro interés es el código moral, no la conveniencia política.

Por lo tanto, la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos invita a todos los católicos a rezar una novena. Todos los viernes, desde el 3 de agosto hasta el 28 de septiembre de 2018, tendremos la oportunidad de unirnos en una campaña de nueve semanas de oración, ayuno y educación, para que nuestro país se vaya acercando cada vez más al día en que todos los seres humanos estén protegidos por la ley y sean bienvenidos a la vida.

Como parte del llamado a la oración de la Conferencia, los participantes pueden recibir recordatorios semanales de la novena por email o en mensajes por texto. Además de aceptar la invitación a ayunar los viernes, los participantes podrían también rezar un Padre Nuestro, un Ave María, y un Gloria por esta intención, y recibir información importante sobre Roe v. Wade, que no es atención de la salud, es una mala ley y les falla a las mujeres.  

Que Nuestra Señora de Guadalupe interceda para la sanación de nuestro país y nuestro pueblo después de décadas de aborto a pedido. Gracias por su piadoso y continuo liderazgo.

Pueden visitar el sitio web donde encontrarán el enlace a la Novena para la Protección Legal de la Vida Humana. También los invito a unirse a laNovena como parte del llamado a la oración de la USCCB en www.usccb.org/pray. Las personas que se registren recibirán un email semanal o un mensaje por texto con recordatorios para rezar y hacer ayuno, y con datos sobre Roe v. Wade que podrán compartir con otras personas, inclusive con sus dos senadores (mediante NCHLA/Human Life Action).

 

 

Convocatoria de diáconos

Nuestros diáconos permanentes se reunirán en su convocatoria anual el viernes y el sábado en la Parroquia de la Santísima Trinidad en Tucson. Este año es el 50 aniversario del establecimiento de esta orden ministerial. Muchas de las esposas de los diáconos también asistirán a la Convocatoria.

 

En nuestra diócesis contamos con 171 diáconos permanentes, ordenados después de varios años de capacitación. Aunque los diáconos permanentes pueden estar casados al momento de su ordenación, no pueden contraer matrimonio o volver a casarse después de su ordenación. Los diáconos pueden bautizar, presidir el sacramento del matrimonio y servicios funerarios fuera de la Misa, distribuir la Sagrada Comunión y predicar homilías.  

 

El diácono Owen Cummings, un reconocido ponente, es el presentador principal de la Convocatoria de este año. Se han publicado 18 trabajos de su autoría y es teólogo católico. Es decano académico y profesor de teología sistemática en Mt. Angel Abbey, en Mt. Angel, Oregon.

 

 

Próximamente

15 de agosto:  Día sagrado de precepto, Asunción de la Santísima Virgen María

 

16 de septiembre: Domingo Catequético.  Esta celebración mundial fue establecida en 1935 cuando el Vaticano publicó un documento titulado "Sobre el mejor cuidado y promoción de la educación catequética". El documento pide que todos los países reconozcan la importancia del ministerio de enseñanza de la Iglesia y honren a quienes sirven a la comunidad cristiana en calidad de catequistas.

Del sitio web de la Conferencia de Obispos Católicos de EE. UU. recogemos: "Durante los primeros años después de establecerse el Domingo Catequético, se celebraron congresos catequéticos nacionales en conjunto con la celebración. A partir de 1971, el Departamento de Educación de la USCCB comenzó a producir materiales para ayudar a las parroquias a celebrar el evento a nivel local. Cuando el Comité sobre Catequesis, ahora llamado Comité de Evangelización y Catequesis, fue nombrado por la Conferencia como comité permanente, continuó publicando materiales para el Domingo Catequético cada año. La Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos ha designado el tercer domingo de septiembre como el Domingo Catequético”.

Los catequistas son quienes enseñan en nombre de la Iglesia. Ellos, junto con los padres de familia, transmiten la enseñanza de nuestra fe, la celebración de los sacramentos y el cumplimiento de las numerosas prácticas católicas, como vivir en conformidad con la Enseñanza Social Católica.

Este año, el tema del Domingo Catequético es “Confirmando testigos para Jesucristo". Ese día, los catequistas serán formalmente comisionados para el ministerio en cada parroquia.